Víctor del Valle

 

Vinculado especialmente al mundo de la música de cámara, Víctor del Valle colabora activamente con diferentes formaciones y solistas instrumentales, aunque sin duda su proyección en el panorama musical internacional se debe a la carrera concertística que mantiene junto a su hermano Luis, formando un dúo de pianos que, tras haber sido proclamado ganador del prestigioso ARD International Music Competition ha sido muy pronto reconocido como una de las agrupaciones camerísticas de referencia en Europa.

 

Nacido en Málaga, se forma como músico en el Conservatorio Superior de Música de Málaga con Horacio Socías, Paloma Socías y José Felipe Díaz, y posteriormente en la Escuela Superior de Música Reina Sofía bajo la dirección de Dimitri Bashkirov y Claudio Martinez-Mehner, donde recibe de manos de Su Majestad la Reina la distinción de “Alumno más sobresaliente” de la Cátedra de Piano. Completa su formación académica en el Instituto Internacional de Música de Cámara de Madrid con los profesores Márta Gulyás, Ralf Gothóni, Eldar Nebolsin, Bruno Canino y Menahem Pressler.

 

Ha ofrecido recitales como integrante del Cuarteto Toldrá de Esteve, con el que ha realizado la grabación de un CD con música de Mozart, Mahler y Montsalvatge. Colabora habitualmente con músicos como Ana María Valderrama, Cibrán Sierra (Cuarteto Quiroga), Miguel Colom, Fernando Arias,  Carole Petitdemange, etc.

 

En su afán por llevar la música clásica a otros públicos ha creado el espectáculo Dos Pianos con Pasión, junto a la cantante Pasión Vega, un mestizaje músico teatral del que sólo en España ya han disfrutado más de 40.000 personas.

 

Sus futuras y recientes actividades incluyen actuaciones en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, el Teatro Monumental de Madrid, el Teatro de la Maestranza (Sevilla), el Palau de la Música de Cataluña, el Auditori y el Gran Teatre del Liceu (Barcelona), Palacio de Festivales de Cantabria (Santander), Auditorio Dom Musiki (Moscú), Herkulessaal, Prinzregententheater y Gasteig (Munich), Liederhalle (Stuttgart), Congress Centrum (Hannover), Théâtre des bouffes du Nord (París), Teatro Nacional (Panamá), Teatro Metropolitano de Medellín (Colombia), Sibelius Academy Concert Hall, Finlandia Hall y Finnish National Opera (Helsinki), Ilshin Hall (Seul), Megaron (Atenas)...

 

Ha grabado un disco con música de Tomás Marco junto a su hermano Luis del Valle y la Orquesta Filarmónica de Málaga. También han colaborado con la orquesta Real Filharmonía de Galicia en la realización de un CD con obras inéditas del compositor gallego José Arriola. Ha grabado para RNE “Radio Clásica”, BR (Radio de Baviera) SWR (Süden-Westen Radio) y para el sello discográfico SONY España. En 2016 ve la luz “Impulse”, un nuevo CD de la mano de IBS Classical que ha tenido una magnífica acogida por parte de público y crítica: “Gran disco”(El Mundo), “Excepcional”(Scherzo), “Melómano de Oro” (Melómano)...

 

Víctor del Valle compagina su actividad concertística con distintos proyectos de dirección artística como  “En plein Air” (Mirare), las Variaciones Goldberg del Cuarteto Ardeo (IBS Classical), o el último disco de Edgar Moreau con David Kadouch (Warner Classics). Siente también una importante implicación con la enseñanza de la música que le lleva a impartir lecciones magistrales de piano y de música de cámara tanto en España como en el extranjero (Francia, Finlandia, Colombia, Panamá, Corea...). Asimismo, da clases regularmente en la Cátedra de piano del Conservatorio Superior de Música de Málaga.

 

La Junta de Andalucía a través de su Instituto Andaluz de la Juventud ha otorgado a Víctor y Luis del Valle la distinción “Premio Málaga Joven” por la promoción de Málaga en el exterior.

 

 

  • ASIGNATURA DÚO DE PIANO

 

El dúo de pianistas es una formación especialmente interesante dentro del campo de la música de cámara. Se trata de una agrupación musical (con doble vertiente: 4 manos y 2 pianos) de una importante trascendencia y relevancia histórica. Desde el Barroco hasta el siglo XXI se ha venido cultivando y desarrollando música para esta agrupación. Bach, Mozart, Beethoven, Schubert, Schumann, Chopin, Liszt, Mendelssohn, Brahms y un largo etcétera de compositores de primerísima fila que se extiende hasta nuestros días (Stockhausen, Ligeti, Corigliano, Gubaidulina…) han sentido la necesidad de investigar las posibilidades de este conjunto. En el mundo del dúo de pianistas descubriremos no sólo una vasta literatura musical propia, sino también la posibilidad de adentrarse en la interpretación de obras sinfónicas y transcripciones de cuarteto de cuerda, repertorio fundamental que todo músico debería conocer activamente. En el caso de los pianistas, trabajar el dúo es la única manera de experimentar este repertorio desde dentro.

 

Se trata, además, de una agrupación camerística que demanda mucho de los intérpretes: un instrumento como el piano, cuya respuesta sonora es inmediata, eleva la dificultad de obtener un resultado unitario entre dos músicos. Precisamente, esta dificultad es la que hace del dúo de piano una práctica especialmente enriquecedora para la formación de los pianistas. Tocando a cuatro manos o a dos pianos cualquier desajuste se oye, el instrumento no maquilla la falta de precisión del intérprete, sino que más bien hace que ésta resalte. 

 

Desde el punto de vista técnico-práctico se necesita una gran concreción, ambos pianistas deben utilizar los medios técnicos a un alto nivel para lograr el empaste sonoro. Tienen que utilizar el mismo tipo de ataque, controlando el peso, la masa, la velocidad… Para ello hay que tener realmente claro cómo debe sonar cada pasaje, la imaginación sonora juega un papel decisivo para conseguir la calidad deseada en la interpretación. Pero no hay imaginación sonora sin un estudio previo de la obra. Ambos músicos deben realizar un análisis exhaustivo de todos los elementos de la partitura (armonía, melodía, ritmo, estructura…) para poder hacerse una idea clara de cómo debe sonar, y a la vez hacerse una idea estética del significado de la obra. Los dos pianistas tendrán que respirar de la misma manera, escucharse mutuamente, hacer las mismas agógicas, tener en mente las mismas direcciones…

 

Se trata de saber exactamente qué quiere el compositor y cómo lo van a traducir en su interpretación, y para ello necesitarán desarrollar la capacidad de análisis, el conocimiento histórico y estético, la habilidad instrumental, el sentido de la escucha, y por supuesto el trabajo en equipo, lo que conlleva un serio compromiso de responsabilidad individual para cumplir con la disciplina del ensayo y, entender y experimentar el valor del diálogo y del respeto.

 

Posiblemente, el dúo de pianistas sea, junto al cuarteto de cuerda, la única agrupación dentro del campo de la música de cámara que requiera una tan alta especialización. Por esto entendemos que es vital su práctica y difusión así como su inserción como actividad formativa en los currículos de las enseñanzas musicales. Podríamos afirmar que un pianista que está capacitado para obtener un resultado de calidad tocando en dúo, estará preparado para adaptarse a cualquier formación camerística, y en general para desarrollar cualquier actividad profesional como músico.